Esta película cuyo director español es Rodrigo Cortés, fue una de las novedades del año pasado.

Toda la película se sucede dentro del ataúd. Paul Conroy, el protagonista de la película tiene que tratar de salir de ataúd en 90 minutos, tiempo con el que cuenta antes de que se le gaste el oxígeno. Para ello cuenta solo con un mechero, y un teléfono móvil. Parece la mejor solución, pero apenas tiene batería.

Ryan Reynols (Paul Conroy), mantiene la tensión durante toda la película y hace un gran papel en ella. La película ha tenido 3 premios Goya, a mejor guión original, montaje y sonido. Al principio fue muy criticada la idea de tener que rodar toda una película en un ataúd, pero luego ha traido un gran éxito y se han eliminado todas las críticas.

Aquí os dejo el trailer de esta gran película: